vas logo


Dime Abuelita Digital

Universidades reconocidas en educación abierta y a distancia.

ESPAÑA: SEDE DE DOS DE LAS MÁS RECONOCIDAS UNIVERSIDADES EN EL CAMPO DE LA EDUCACIÓN ABIERTA Y A DISTANCIA

 

Por: Ma. Margarita E. Ontiveros y Sanchez de la Barquera

 

España es hoy por hoy, uno de los países que más le ha apostado al impulso de la educación superior abierta y a distancia, baste citar como ejemplo de ello  a dos instituciones universitarias de reconocimiento mundial: la Universidad Nacional de Educación a Distancia (UNED) de España y la Universidad Abierta de Cataluña (UOC).

 
 
Por sus dimensiones, más de 200 mil alumnos, la UNED es considerada como una megauniversidad, estos números en nada se comparan con los de la UOC, que hoy por hoy ronda los 43 mil alumnos tras 15 años de existencia.  Las megauniversidades tan sólo por sus dimensiones requieren de sistemas de gestión complejos, cuyos retos podemos sintetizar en dos: la calidad educativa y la atención al alumnado. Esto implica poner en marcha un sinfín de procesos que giran alrededor de un modelo educativo, que se debe caracterizar por su versatilidad de respuestas, todas ellas en función de los diferentes colectivos por atender que, en el caso de la UNED, son altamente diversos.
 
Cabe señalar que la UNED tiene más de treinta años de existencia y es la única institución educativa española nacional; su presupuesto está soportado en más de 80% por el gobierno español y tiene una fuerte vocación social, de atención a los segmentos de población más desprotegidos y para los cuales la UNED es prácticamente su única posibilidad de acceso a la educación superior.

A lo anterior hay que añadir que la UNED es el vehículo del estado español para orientar su política educativa y dar salida a sus necesidades de capacitación profesional. De aquí que muchos de los programas de profesionalización de los diferentes ministerios españoles se realicen vía la UNED.

La UNED nació con un modelo semi presencial tradicional –inspirado en la Open University--, dicho modelo estaba soportado por un fuerte trabajo de tutoreo presencial, materiales impresos y en video (formatos VHS y después DVD), uso de audio cassettes y espacios de estudio diseminados por todo el territorio español, ubicados en universidades algunos y otros –los más, en lugares remotos y alejados de las grandes urbes—instalados en casas u oficinas acondicionadas (llamados Centros Asociados); en su mayoría éstas instalaciones eran y son aún, cedidas e incluso sostenidas en su mantenimiento por los ayuntamientos locales, deseosos de llevar educación superior a su pobladores. Para lograr esta alianza con las comunidades autónomas, la UNED forma patronatos, en los que participan la propia Universidad, la comunidad autónoma de que se trate, la diputación provincial, el ayuntamiento, entidades financieras locales (como las cajas de ahorro) y excepcionalmente, algunas empresas de la región.

Estos Centros Asociados son hoy en día un verdadero ejemplo de colaboración ayuntamiento-universidad, ya que muchos de ellos han sido dotados de laboratorios de ciencia básica y especializados para las carreras experimentales y científicas. Para los ayuntamientos y las comunidades autónomas, los Centros de Asociados son  una fórmula de ganar-ganar que les permite ofrecer educación, en toda la extensión de la palabra y, a la UNED cumplir con su misión de formación universitaria; y es que a estos centros acude no sólo el alumnado inscrito en la Universidad sino la población en general, pues son equipados con buenas bibliotecas de uso público, ofrecen gran variedad de eventos culturales, organizan actividades deportivas y, cursos de educación continua y capacitación laboral a costos muy accesibles.

Los Centros Asociados del siglo XXI dan cuenta de cómo ha evolucionado la propia UNED en muchos de sus procesos, baste decir que en el caso de las inscripciones que se hacían en estos recintos de manera presencial, hoy se hacen vía internet, eligiendo alrededor del 70% de sus alumnos esta opción.  Un cambio más, el mayor porcentaje de sesiones de tutoría presencial se han concentrado en el primer año –crucial para cualquier alumno que estudia en una modalidad no escolarizada. Después, disminuyen paulatinamente y los alumnos dejan de asistir al centro asociado lo más posible, ya que optan por las tutorías a distancia, regresando para sus prácticas de laboratorio programadas y acceso a las aulas de internet, salas de videoconferencia,  biblioteca o algún evento cultural de su interés.

Hoy por hoy, los Centros Asociados son la puerta de entrada de los aspirantes a la UNED: acuden a pedir informes y son tutelados desde el primer día --la UNED cuenta con un total de 6 mil 900 tutores-- y con todo un plan de acogida que es parte de las responsabilidades sustantivas de dichos centros. La UNED tiene actualmente 64 Centros Asociados, 117 aulas universitarias  y 12 centros en el extranjero, ubicados en Europa, América y África.

La incorporación de la UNED al mundo del internet no fue fácil y requirió de un fuerte proceso de transformación de sus cuerpos docentes y de la selección de su plataforma tecnológica. Hoy la UNED ha logra migrar todos sus procesos de una plataforma comercial a otra de tipo Open Source. Cabe señalar que tanto UOC como UNED están, como muchas universidades europeas, en la cultura del software libre y las plataformas de código abierto. Pero más aún... recursos también abiertos y de uso libre y una búsqueda de espacios de trabajo común en redes universitarias de colaboración, en dichas redes no cabe la diferencia del tipo de universidad que se es: presencial, a distancia o abierta y a distancia.

Regresando al modelo de la UNED podemos decir entonces que éste se encuentra distribuido en procesos descentralizados y centralizados, los primeros tienen como eje rector a los Centros Asociados, donde se ofrecen: tutorías, seguimiento personalizado, formación integral , prácticas de laboratorio, evaluaciones presenciales, biblioteca y mediateca, actividades académicas de posgrado, laboratorio de idiomas y actividades culturales.

A éstos se suman los procesos centralizados en Madrid. En esta ciudad se ubica la rectoría, las facultades, departamentos y organismos universitarios; la vida académica de la UNED recae en 2,000 catedráticos de tiempo completo, quienes son responsables de los 28 títulos oficiales que ofrece la Universidad  --hoy rediseñados por competencias bajo el acuerdo de Bolonia.  Los catedráticos de la UNED, además, realizan labores de investigación, funciones de tutoreo y formar parte de equipos docentes multidisciplinarios, responsables del desarrollo de los contenidos curriculares.

Para la UNED, el rediseño de todos sus títulos oficiales a un modelo por competencias ha significado un cambio radical en su modelo educativo, a tal punto que movió toda la estructura académica de la institución, la UNED ha tenido que reaprender rápidamente para sumarse al cambio de paradigma que ha significado para la educación superior universitaria europea los acuerdos de Bolonia.

El motor de todo este cambio institucional ha sido el Vicerrectorado de Innovación y Apoyo Docente (IUED), que tuvo que capacitar en metodologías por competencias a todo los catedráticos de la UNED, involucrados en el rediseño de los títulos oficiales.  El acuerdo de Bolonia puso apunto a la UNED, no sólo en su metodología educativa sino también en la incorporación didáctica de innovaciones tecnológicas. Los diseños instruccionales de la UNED incorporan hoy en día múltiples recursos educativos: textos didácticos, materiales certificados por la IUED, guías de estudio en formatos digitales, materiales audiovisuales, multimedia, radio, TV, video animaciones, y video clases que se inyectan a las aulas virtuales desde la  plataforma aLF. A éstos se añaden las pruebas de evaluación continua y actividades prácticas.

En la Plataforma aLF el alumno cuenta con un miniportal personalizado, pero también con un espacio colaborativo y de interacción social, mediante la incorporación de recursos como salas virtuales para el estudio en grupo, foros y documentos de apoyo y noticias de interés académico. El aula virtual cuenta con una serie de herramientas que facilitan y estimulan la comunicación con el tutor (el facilitador a distancia), para la resolución de dudas, retroalimentación de actividades, seguimiento, foros de estudio y grabaciones de asesorías prácticas, entre otros.

Hoy en día, el alumno de la UNED se matricula a distancia y los servicios administrativos son en línea. Puede también adquirir libros de la editorial UNED desde la librería virtual o consultar libros e-book en la biblioteca 2.0 de la UNED. Entre los servicios de apoyo educativo al estudiante se encuentra también el canal UNED (on line) y un portal con cursos abiertos llamado “OCW”, desde el cual cualquier ciudadano puede inscribirse a los mismos, sin requisito alguno más que el deseo de aprender, tal es el caso de los  cursos “0” o de preparación para quienes han dejado de estudiar por mucho tiempo y requieren de re-aprender los conocimientos básicos del bachillerato en áreas como la biología, física, matemáticas y química. Estos cursos “0” son del tipo e-learning o de autoaprendizaje. Más servicios: cursos de idiomas, correo electrónico, comunicación síncrona para algunas tutorías vía las aulas AVIP --desarrolladas por la UNED y que incorporan el uso de pizarrón electrónico, herramientas de office, audio y video. Todos estos recursos son adaptados y se adecúan a las necesidades de cada  programa educativo, pero también a las características de atención de los diferentes colectivos, donde se encuentran también los discapacitados y quienes estudian en los centros de reclusión españoles.
 

Por su parte la UOC, hay que decirlo, es una universidad mucho más joven, de hecho su nacimiento se debe, en parte, a la negativa de la UNED de transcribir sus materiales educativos al Catalán, hecho que orilló a la Municipalidad de Cataluña a pensar en fundar su propia universidad abierta, ésta ya, en la era del internet. Así, la UOC, desde su concepción se diseñó como una Universidad tecnologizada, es decir, que todos sus procesos educativos y de gestión se diseñaron para la era digital, lo cual le ha dado a la UOC un posicionamiento importante como una de las mejores universidades de la era digital.

La Universidad Oberta de Catalunya (UOC), recibe apoyo del gobierno español en mínima proporción, siendo la Fundación UOC (FUOC) su fuente principal de financiamiento. La FUOC nació bajo el impulso de la  Generalitat de Catalunya con la intención de impulsar una oferta propia (catalana) de enseñanza universitaria no presencial. De aquí que la UOC dedique una atención preferente a la investigación en el ámbito de las metodologías y técnicas aplicadas a la enseñanza universitaria no presencial. La FUOC se rige por un patronato integrado por entidades representativas y de reconocido prestigio social en todo el territorio catalán. Forman parte de la FUOC, la Generalitat de Catalunya –con mayoría dado que es la que aporta el mayor capital—la Federación Catalana de Cajas de Ahorro, la Cámara Oficial de Comercio, Industria y Navegación de Barcelona, la Cámara de Comercio de Reus, la Corporación Catalana de Radio y Televisión, la Fundación Enciclopedia Catalana y la Fundación Telefónica.

La UOC es una Universidad que ha logrado identificar con claridad entre los procesos estratégicos y los secundarios, estos últimos  los lleva a cabo por outsourcing, lo cual le ha permitido tener una estructura organizacional delgada. En esta estructura el personal llamado personal de gestión (altamente cualificado) ocupa el mayor número de plazas contratadas. Actualmente la UOC cuenta con 725 personas en sus áreas de gestión.  Hay que decir que un alumno de la UOC cuesta en promedio 4 mil euros, en comparación con un alumno de la UNED que cuesta alrededor de mil euros.

Para lograr discernir entre lo estratégico y lo secundario, la UOC ha trabajo arduamente en modelos de gestión de la calidad, siendo uno de sus puntales la evaluación continua de procesos y la satisfacción de sus alumnos, a quienes se encuesta al final del periodo escolar, esta encuesta abarca los principales procesos académicos (profesorado, calidad de los materiales, accesibilidad tecnológica) y de gestión (inscripción, atención, pagos, etcétera).

Los académicos de tiempo completo en la UOC son pocos, un total de 200, cuya responsabilidad principal es velar por el diseño y desarrollo de los programas académicos de la Universidad (son llamados directores de programas).  Estos académicos se apoyan en expertos –docentes o profesionales-- de reconocido prestigio (denominados profesores responsables de asignatura), que por lo general son personal docente de otras universidades o instituciones, contratados para el diseño de los contenidos académicos. Este trabajo se realiza por encargo y la UOC compra los derechos de autor para poder enajenarlos sin problemas. La validación de la calidad académica de los contenidos recae en los académicos de planta de la UOC. Finalmente los tutores y profesores consultores, siempre son personal externo a la UOC que se capacitan en su modelo y se pre-seleccionan bajo un modelo de entrevista y perfil curricular.

En sus inicios, la UOC desarrolló cursos de certificación de habilidades digitales para sus tutores y consultores, ahora, dado el avance en cultura digital entre el profesorado universitario español, la Universidad han dejado estos cursos de lado, sin embargo les son solicitados por otros países que se encuentran en un estadio inferior de cultura digital.  Actualmente la UOC cuenta con 2,346 colaboradores docentes.

Tanto la UNED como la UOC han sabido responder a su tiempo y a las necesidades de los colectivos específicos a los cuales desean atender, pero también han sabido evolucionar y hacer de la tecnología su mejor aliada no sólo para ofrecer servicios educativos de calidad sino también para poder ampliar sus horizontes, ejemplo de ello es el Centro UNED que está por inaugurarse en la ciudad de México y las sedes que ésta universidad tiene en América Latina, África y qué decir de la UOC que además de África cuenta con un ambicioso proyecto en Asia, Estados Unidos y Sudamérica.
 
*Margarita Ontiveros y Sanchez de la Barquera. Es licenciada en Ciencias de la Comunicación por la UAM y Maestra en Texnología Educativa por el ILCE. Trabajó en el IIMAS y en la DGSCA, antes de ser Coordinadora de Extensión Univesitaria en FES Cuatititlán y coorganizadora de las conferencias de divulgación científica, Ciencia, Conciencia y Café. Actualmente da clases en la UNAM y se desempeña como asesora para temas de educación a distancia en la Subsecretaría de Educación Superior de la SEP.

 
También te recomendamos:
 
 
 
 


Powered by Joomla!. Designed by: Joomla Template, apache. Valid XHTML and CSS.